miércoles, 22 de noviembre de 2017

De las 11 entradas que la RAE le otorga a la palabra NO, sólo hace falta entender la primera
No: Del lat. non.
1. adv. Expresa negación.



lunes, 20 de noviembre de 2017

Rayas azules sobre fondo gris

     Se divierte los días lluviosos chapoteando en los charcos como si fuera un niño. Y llora, cuando el otoño se presenta sin avisar y comienzan a desprenderse las hojas del recinto para el paseo. 
     A diferencia de los otros, se ha acostumbrado al silencio atronador que intoxica el centro. También al humo que diluye, en una gama de grises, cualquier atisbo de sueño entre las nubes. Pero lo que más le gusta hacer últimamente es deambular cerca de los hornos crematorios e imaginar que las cenizas que caen,  de manera constante,  son copos de nieve.
Fotografía: Pedro Sánchez Alonso
Para Solcultural

lunes, 13 de noviembre de 2017

Pecad, pecad malditos

Si alguna vez alcancé el paraíso,
confieso que fue pecando.

Así da comienzo este libro. Si queréis pecar conmigo, os dejo el enlace de la editorial donde podéis adquirirlo.

Editorial Piediciones


martes, 7 de noviembre de 2017

Mujeres en foco

Cruzar el charco a través de imágenes, con la idea de proteger los derechos de la mujer es, posiblemente, de las cosas más bonitas que imaginé cuando produje el corto Cosas que hacer.
Nos vamos a Buenos Aires. Ole, ole y oleeee


martes, 31 de octubre de 2017

Cosas que hacer

Cada selección a un Festival ha tenido un motivo de alegría distinto, pero estar en la sección de "Derechos Humanos" me emociona especialmente.
Cosas Que Hacer viaja ahora hasta Canarias. Cruzaremos los dedos


viernes, 27 de octubre de 2017

Vincent y Paul

     Así como los girasoles buscan el sol, mi vida fue siempre un escudriñar la luz a cualquier hora y atiborrarme de colores hasta saciar mi hambre cromático.
     Por cinco francos diarios y miles de sudores para pagarlos, alquilé una modesta habitación en Arlés, ideal para mirar las estrellas y curar mis males. Los pinceles brotaban en mi cabeza y los trazos parecían tener vida propia, algo que nunca me preocupó tanto como a mis perturbados psiquiatras.
     Para restar soledades y sumar matices, compartí estudio con Paul. Acababa de volver de Tahití y en un yo te retrato a ti, tu a mí, sucedieron los meses hasta que ella se nos cruzó en una casa de lenocinio.  Nuestros egos se citaron en duelo. Él y su destreza con la esgrima acabaron con mi oreja. Todo se tiñó de rojo. Rojo burdel, rojo como mi pelo, como su ira.

Para la web Esta noche te cuento. Podéis verlo AQUI

miércoles, 25 de octubre de 2017

En la línea de fuego

Vuelve a pedirme que le empuje al abismo. Que dejemos los cargadores y las reglamentarias en la mesilla de noche y que le bese por última vez antes de entregarnos. Sonrío y acerco su rostro hacia el mío. Está temblando. Trato de calmar su piel con un abrazo. Le susurro, mientras abro la puerta del armario, que ningún Tribunal militar podrá impedir lo nuestro. 
Me guiña un ojo y de un salto sube a la cama. 
Para hacerme sonreír implora como en el Club de los poetas muertos: Oh capitán, mi capitán.